sábado, 11 de agosto de 2012

La familia contra todos los pronósticos. Los procesos sociales recientes y el espacio familiar

Si queremos caracterizar un momento histórico para entender su singularidad, podemos hacerlo desde varias perspectivas, ya sea desde el estudio de la sociedad misma como se divide o estructura, desde los procesos económicos , desarrollos tecnológicos, podríamos también atender a la forma en que esa cultura da cuenta del mundo o responder a las preguntas que la sociedad se hace respecto de si misma en un momento determinado. Evidentemente las preguntas que hoy preocupan a la mayoría se refieren a la familia. no tanto a la preocupación de como ejercer mejor nuestra maternidad y/o paternidad o de como construir mejor la familia, sino al concepto mismo : ¿Qué es una familia ?
Esta pregunta impacta sobre nuestra infancia, el concepto de autoridad, la paternidad, la sexualidad y hasta en la escuela misma.
Para dar respuesta podemos abordar dos caminos valederos pero que nos llevan a distintos puertos.
El primero sería interrogar directamente a la familia y tratar de develar lo que se ha alterado, el segundo y es sobre el cuál me explayaré, se trata de buscar más allá de la familia, y esto nos hace suponer que no hay esencia familia y que debemos pensar que su construcción como tal está determinada por un contexto histórico que la constituirá como tal y de una manera determinada, así podemos definirla como un espacio complejo, atravesado por prácticas biológicas, filiales, parentales, económicas, políticas y demográficas y a la forma en que las mismas se han relacionado.
De más está decir que estas prácticas en algún momento influyeron para que la familia dejara de ser un espacio celular que solo permitía la interioridad, lo conocido, lo cotidiano, para quedar expuesta y atravesada por una exterioridad que la inquieta.
Hay quien dice que las biografías individuales están hechas de  retazo de diferentes familias y que requieren de la articulación entre ellas cuando hasta hace poco tiempo la biografía se refería a una única experiencia familiar. Hoy se hace difícil poner nombre a los diversos vínculos que unen a los miembros de las nuevas familias surgidas de divorcios, uniones consensuadas, separaciones .
La familia típica, (familia nuclear) con una padre que ejercía la autoridad sobre los miembros de la familia y una madre encargada del cuidado de hogar y educación de sus hijos se originó en un tiempo histórico particular en el que predominaba un orden económico social determinado: tiempos del Estado de Bienestar
En 1914, Henry Ford marcó una nueva época al comprender que la reproducción del capital y de su fábrica de automóviles en el tiempo dependía de una determinada arquitectura familiar: era necesario garantizar la reproducción de la mano de obra en el tiempo. El modo de acumulación del capital estaba centrado en el capital productivo, era necesario incorporar a su fábrica mano de obra en forma masiva, que toda la población participase de la producción y del consumo para que haya un crecimiento sostenido de la producción.
Esto lo llevó a proponer un incremento en el jornal de sus trabajadores aumentado en un ciento por ciento y pasar de dos dólares y medio a 5 dólares diarios con la condición de que quienes quisieran ganar los cinco dólares deberían casarse, asistir a la iglesia y no abusar del alcohol .
Esta articulación entre organización del trabajo, reproducción del capital y organización familiar dio por resultado una sociedad cohesionada donde las instituciones acompañaban el desarrollo de la vida del hombre en forma lineal desde la niñez hasta la vejez.
Según la sociología el salario con un sentido ético caracteriza este período histórico, este salario pensado para cubrir los gastos de la reproducción de la familia y los gastos de reproducción de la mano de obra, ese dinero se gana en la medida en que se realiza un esfuerzo, un sacrificio y se cumple con las obligaciones.
actualmente no se vive en una sociedad cohesionada producto de la reproducción del capital productivo, sino que transitamos un momento de desvinculación , vivimos en un mundo regido por el capital financiero y el mercado .
Otras generaciones forman la sociedad actual más ligadas al cambio y a la movilidad que a la estabilidad y permanencia, cada vez somos más individualistas, ganamos libertad y autonomía, ajenos a las instituciones a la rigidez de sus normas y tradiciones,hay más espacio para la agencia, la creatividad, las estrategias individuales y las decisiones personales. Pero esto que podría ser visto como algo positivo debemos pensarlo en el marco del proceso de desintitucionalización  que implica el debilitamiento de la sociedad salarial 
Los trabajadores actualmente ya no son demandados en grandes cantidades ni se requiere la reproducción de la totalidad de la población en el tiempo. 
Hoy las personas están en las instituciones, en el trabajo,el matrimonio, la escuela pero no se identifican con ellas, su permanencia en las mismas durará hasta que exista el placer de estar y esto se debe a la volatilidad de los vínculos , si la institución no constituye una referencia entonces debemos producir argumentos individuales para vivir.
La familia contemporánea se caracteriza por ser un espacio en donde estar juntos es una decisión de cada día, continuamente se reflexiona sobre el proyecto común familiar, esto hace que el pacto que la constituye se quiebre con más facilidad y la duración de la misma será hasta que los individuos que la componen se sientan satisfechos. en este nuevo proyecto de familia tiene más validez la biografía personal que el proyecto en común .


Bibliografía consultada : Entre docentes: lecturas para compartir . 2009 Ministerio de Educación de la Nación




1 comentarios:

impercipient dijo...

Muy interesante el trabajo. En el marco de la convocatoria "Secundaria 2020. Antes de que sea tarde" lanzada en la ciudad de Buenos Aires, es bueno preguntarse si -mas que estar ante una nueva escuela- no estamos frente a un nuevo mapa familiar.
Considero que el artículo es muy acertado en este punto y abre un debate importantísimo, y mucho mas abarcativo que el mero repensar del rol docente.
Muchas gracias por tu contribución al pensamiento. Muy bueno el blog.
Luis

http://contadores.miarroba.com -->